BLOG

La tierra llama a tu puerta

29 octubre, 2020

Meditaciones creando la nueva realidad: Semillas Crísticas

Respiramos,
vamos tomando consciencia de nuestra respiración,
de su ir y su venir,
entrar y salir.

Contempla dentro de ti como la quietud verdaderamente no existe,
todo está en movimiento incesante.

Eso es la vida,
el movimiento incesante.

Si acaso…
permítete contemplar qué hay en ti que no se mueve,
qué hay en ti rígido,
qué hay en ti inamovible,
qué hay en ti endurecido.
Imagínate, siente, eso que hay en ti,
tanto físico, como emocional, como mental,
como de tu vida, de tu cotidianidad.

Conéctate con el viento…
pídele al viento que entre dentro de ti,
para poder soplar.
Sopla todo lo que sea inmóvil,
todo lo que sea rígido,
todo lo que esté endurecido,
inhalas viento, soplas viento.

Respiramos,
Te sigues sintiendo conectada a tu respiración
y más allá de tu respiración,…

Viento, Agua, Fuego, Tierra…

el Viento llama a tu puerta,
el Agua llama a tu puerta,
el Fuego llama a tu puerta,
la Tierra llama a tu puerta

Somos bendecidos por las fuerzas de la naturaleza,
el lenguaje o manifestación divino en la tierra

Abre tu puerta,
para que el viento deshaga tus durezas,
para que el agua limpie tu densidad,
para que la tierra resquebraje lo inamovible,
para que el fuego destruya lo que ya no sirve
A eso se le llama Amor,
elige y recibe el Amor,
en las formas misteriosas que tu mente no entiende.

Siente la bendición de la vida sobre ti
y solicita sea derramada
toda la fuerza del Amor en tu vida,
como si fueras un bebé recién nacido en brazos de tu madre,
después de ser amamantado,
totalmente confiado,
totalmente sostenido.

Tu única tarea,
recibir el Amor.

Recibe el Amor,
recibe el Amor

Y respira …

en los brazos del Amor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

OTRAS ENTRADAS