BLOG

Confianza

29 octubre, 2020

Meditaciones creando la nueva realidad: Semillas Crísticas

Se me ocurre simplemente expresar, cuan difícil es amarse a uno mismo,
pareciera tan sencillo, ¿verdad?
El ritmo de vida en el que vivimos también nos exige este estado de consciencia.
Realmente el estado de consciencia es imprescindible
para en todo momento que tu, en esa consciencia,
en la que primero y sobre todo, estas conectado con tu interior,
en el momento en que te das cuenta que esa conexión se tambalea,
que esa conexión no está en armonía.


– ¿Qué es lo que tienes que hacer?
– Parar,
– parar,
– entrar dentro,
– respirar,
– contemplar,
– ¿cómo estoy?
No darle explicaciones, simplemente contemplar cómo estoy,
y en ese estado de volver a entrar dentro y contemplar,
retornas a la armonía.
Pero lo primero que tienes que hacer es darte cuenta que la armonía no está,
por lo tanto, primero tienes que ser consciente,
porque sino no te enteras de que la armonía ya no está
y después tienes que tener la base de amor hacia ti mismo, en la que dices:
‘a hacer puñetas todo’. 

Yo paro, paro, paro, paro y entro dentro de mí
Si eso no lo puedes hacer ahora, hazlo de aquí a media hora pero no esperes demasiado más, porque sino, cuanto más esperas,
más difícil es volver a la armonía, volver al equilibrio.

Y si no puedes, mantente en ese estado de consciencia aceptando que hay esa desarmonía,
solicitas la ayuda de los maestros para que cuando tu puedas,
puedas realmente volver a la armonía
y mientras tanto visualizas la llama violeta, cantas un mantra o simplemente eres consciente de tu respiración.

Es un estado de responsabilidad constante hacia a nosotros mismos.
Y como digo, el ritmo de vida en el que vivimos no es lo fácil porque tenemos cuarenta mil obligaciones, responsabilidades, trabajos, …
hemos quedado, hemos salido, … hay que hacer no se qué.
Nos dicen que si no haces esto se te pasa el tiempo, … cuarenta mil historias,
que la mente siempre tiene razón para decirte:
 “no, no, no, … ahora no, ahora no, ahora no, ahora no, ahora no…”
Ahora no, mañana tampoco, la semana que viene tampoco
y de aquí a cuarenta años tampoco.

A eso se le llama Amor a sí mismo, realmente
Respeto hacia a uno mismo,
cuidarte de ti mismo,
cuidarte de ti mismo.

Se me ocurría trasmitiros ahora,
¿desde dónde uno tiene la fuerza para enviarlo todo a hacer puñetas?  y decir:
 ‘Ahora yo’,
¿desde dónde habéis tenido la fuerza para decir?:
 lo dejo todo y me voy a Estercuel: ‘ahora yo’.
Pues, hay algo que es importante, que si uno se va dejándolo todo controlado, uno se va tranquilo, pero cuando uno se va diciendo: ‘ a ver  ahora si yo me voy qué pasa aquí y lo otro que está por hacer y lo otro, uf, uf, cuarenta mil cosas que quedan pendientes‘…
Desde dónde uno tiene la fuerza no para dejar lo que está controlado y tranquilito y una está tranquila porque me lo he dejado todo arreglado.
Desde dónde tienes la fuerza para entrar dentro de ti cuando lo de fuera está en caos?
Cuando lo de fuera además te han dicho que es tan importante hacer eso y que si no lo haces, yo que se lo que te va a pasar…
Desde dónde tienes la fuerza ahí?

Desde dónde tienes el respeto hacia ti?
Desde dónde estás en paz contigo?
Para poder estar en ese retiro dentro del caos,
Porque ahora estamos en un caos
A nivel social vivimos en un caos,
y cada vez tenemos más normas, más estructuras, más obligaciones, más cosas imprescindibles y es tan importante hacer eso que sino, …. Desde dónde?

Os paso la palabra, decir una palabra:
– Desde dentro
– Amor
– Fuerza interior
– Rendición
– Agradecimiento
–  Amor ….


Todo eso nos lleva adentro, pero cuando el caos es muy grande,
podemos empezar a dudar o a creer que no tenemos derecho a,
o a creer que no nos merecemos, o a creer que ya lo haré luego,  
porque el caos fuera es muy grande
y ¿qué va a pasar?  y  ¿qué le va a pasar a ese que amo?
y ¿qué va a pasar si no hago esto, qué consecuencias habrá?

En un lenguaje actual le podríamos llamar merecimiento,
me merezco descansar,
me merezco darme este tiempo,
me merezco, lo necesito,
necesito esta disciplina, necesito este cuidado.
Pero en realidad, ese merecimiento vuelve a entrar en crisis delante de un caos muy grande

Hay algo que se experimenta en los estados de, no sé si decir la palabra,
 ‘despertar’.

Bueno, hago un paréntesis.
 
Hay como diferentes palabras que usamos,
una es la consciencia,
la otra es despertar,
la otra es iluminación

Consciencia puede tener que ver con experiencia, con información, con expansión,
somos más conscientes de cosas que no veíamos, de cosas que no sabíamos,
Recibimos, podemos integrar cosas que antes no podíamos integrar porque hay una cierta rendición y el ego va acoplando nuevas informaciones que antes no tenias la capacidad para integrarlas porque destruían tu personaje
Hoy día, la gran mayoría, no sé si alguien aquí todavía no,  pero la gran mayoría somos  totalmente conscientes de que existen civilizaciones no terrícolas en otros planetas en otras galaxias y que esas civilizaciones, esos seres, se comunican con nosotros de diferentes formas y que además no sólo eso, sino que son nuestro origen.
Esto puede ser una información de la cual podemos ser conscientes y nos podemos permitir asimilarla aunque no acabemos de saber, cómo, ni qué, ni de qué forma ni qué tiene que ver eso conmigo, ni qué hago yo con eso ahora,
pero es ya como difícil negar eso para la gran mayoría.
Si hablamos con el padre Fernando no sé qué opinará, no sé,
aunque él es un magnífico astrónomo, no sé qué opina de la vida,
no sé, no lo he hablado con él.
El únicamente tiene su experiencia de la magnificencia del todo y la pequeñez humana
una visión muy católica, más allá no he ido. Pero en general los que estamos con canalizaciones, informaciones, pues estamos ya todos siendo conscientes de muchas más cosas que hace unos años.
 Para qué quería yo saber si existían?, si me daba igual y si existen no los necesito.
Y ahora no, vamos como integrando. Esa es la consciencia.

El despertar tiene ya más que ver con una experiencia interna, experiencias que habéis tenido aquí de despertar a quien eres, quien eres ahora, quien eres en tu akash, en tus conexiones, en tus visiones, todo esto son experiencias más de despertar. Despertar quiere decir a la realidad profunda de lo que eres a no sólo esta imagen de mente cuerpo y corazón desde quiero mucho a los que amo. Es un despertar a la conciencia más expandida de quienes somos.

El estado de iluminación es la experiencia profunda de ser un ser de luz,
no porque un ratito soy consciente de que mi corazón expande luz,
o porque soy capaz de crear una esfera de luz que la ofrezco a Gaia o a la humanidad, sino porque realmente desapareces.
Las experiencias de iluminación pueden ser muy pequeñitas
o pueden ser de iluminación total, en el momento en que te das cuenta que tu no existes, tu no existes. No eres alguien que tiene una experiencia, no eres alguien que tiene una visión, no eres alguien que piensa, que opina, que se preocupa. Ese alguien no existe. Empiezas a darte cuenta de que la vida sucede.
Esto es lo más que en este momento yo os puedo transmitir.
Sucede, todo sucedey si acaso puedes contemplar lo que sucede,
pero ¿quién contempla?
Tampoco sabes quién contempla. No hay un ‘yo’ a ningún nivel.
Allí el ego no existe y si la mente existe sólo es para hacer algo y retirarse, hacer algo y retirarse.
¿Y porqué puede retirarse la mente en esos estados?
La mente no es mala, la mente sólo quiere ayudarte, protegerte, que estés tranquilo, que no te pase nada. La mente pertenece al sobrevivir,
a que nadie te mate, a que tengas comida, … La mente no es mala.
¿Porqué puede retirarse la mente cuando entramos en esos espacios?.
En la consciencia, se retira un poquito.
En el despertar, para poder tener experiencias de despertar, de visión, la mente tiene que retirarse un poquito, estar como en latencia, sabiendo que estas en un espacio protegido, en un retiro, en una sala, donde no hay peligro y puede entrar en ese descanso para que tu tengas tus experiencias y empiezas a experimentar la consciencia expandida, no a comprenderla, a experimentarla. No a comprender que existen los de Orion, me echo un rato con los de Orion y les doy un abrazo porque son mi familia.
Empiezas a experimentar.
Entonces la mente lo hace cuando tu estas en espacios que sabe que no te va a pasa nada, no necesitas de su protección.
Si avanzamos a una realidad todavía más elevada entraríamos en ese ‘¿quién soy yo?’.
¿Quién es ‘yo’?, ¿Quién es ‘yo’?
¿Porqué la mente puede entrar en esos estados?
Pues todavía porque ya no es que sólo estés en un espacio recogido, retirado, donde estás, sino es que dices: ‘oye, está el coronavirus y estoy en paz ¡. Es que puedo ser luz en el coronavirus. Es que, me pueden decir no sé cuantas cosas, pero yo ….
La mente se retira cuando no tiene que protegerte.
¿Y porqué no tiene que protegerte?
Porque algo a lo que tu te conectas te permite entrar en un estado de total, podríamos utilizar la palabra, ‘confianza’.
Esta es una palabra mental, pero la mente entra en la confianza de que pase lo que pase, no pasa nada, pase lo que pase, no pasa absolutamente nada, absolutamente nada. No hay que controlar nada.
Si no haces algo es porque no hay que hacerlo y si sucede algo es porque tiene que suceder y la solución va a venir porque es que no hay que buscarla, porque es que va a venir.

Es un estado de:
dejas de estar , ‘yo’ controlando y pasas a, el día y la noche están juntos y los microbios y los humanos también, es que no pasa nada. Entras en una confianza.

Cuando entras en tus adentros y empiezas a entrar no sólo en la consciencia de quién eres, sino en la consciencia de quién no eres.
Sor Angela de la Cruz, en su lecho de muerte, después de haber sido una gran mística. (Sor Angela es una monja que está de cuerpo presente. No hay corrupción en su cuerpo, incorrupta). Todas sus experiencias, las últimas palabras que dijo antes de morir era :  ‘lo único que importa es el no ser. No ser’.
¿Qué es el no ser?
Cuando entras en tus adentros eres y no eres. Y tus adentros te llevan a un estado de confianza porque es que todo el universo es el lugar perfecto.
Donde la única intención, si acaso, es estar en esa armonía interior, la armonía interior.
Y si no puedes estar en esa armonía, lo único que hay que hacer es experimentar la ‘no armonía’. Experimenta la no armonía en ese estado que al mismo tiempo eres y no eres, eres y al mismo tiempo no eres.
En un lenguaje para que nuestra mente entienda, es esa confianza en la que Dios padre te protege, te cuida y te ama. O es esa experiencia intrauterina en la que no te has de preocupar de nada porque tienes todo lo que tienes que tener para tu experiencia, para tu desarrollo, y lo único que te puede pasar es morirte y tampoco es tan grave porque qué más te da ser un feto que ser un ser no humano. El embrión, como feto, vive en ese estado en que no hay un yo identificado en una persona es un estado de conexión. Es estado de conexión donde no hay que confiar porque es que el caos es perfecto.
El caos es una experiencia elegida también.
El caos que estamos viviendo lo hemos elegido, es perfecto.
Todo esto son palabras que cada quien las tiene que ir dejando resonar en su alma,
si acaso, el:   ‘Soy y no soy’, ‘Soy y no soy’, ‘Soy y no soy’
Y permítete ser tu al mismo tiempo que eres la fuente.
Y permítete amarte a ti al mismo tiempo que la fuente te ama.
Ama a la fuente al mismo tiempo que dejas que la fuente te ame.
Todo es un estado de amor hacia uno mismo.

Los textos judíos decían que la primera ley es:
 ‘Ama a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a ti mismo’

‘Amar a Dios sobre todas las cosas’, es:
– ¿Dios quién es?, ¿el papa con la barba?, ¿Quién es Dios?
Puedes sentirlo si queremos como un papa con barba porque nos permite poner a Dios como un ser consciente que tiene una intención, no es sólo, mis células, mis células son muchas y una célula puede decir: ‘Ay quiero que la Lourdes me quiera,
 y yo le diré: ‘te quiero mucho’, pero al mismo tiempo mi célula dirá: ‘Soy el universo de la Lourdes’.
Todo tiene una consciencia. Dicen que, igual que es arriba, es abajo. Todo tiene una consciencia.

El universo, podríamos decir igual que somos aquí en forma humana,  Gaia no es humana, es un espíritu de un planeta, Elios y Vesta son los espíritus del sol  y el espíritu, no de este universo, el espíritu de los multiversos le podemos llamar Dios
¿Es humano?, No.
Pero tu puedes hablar con él si quieres, o con ella, él, ella.
Puedes hablar, porque eres tu y el es tu. No hay distancia. Yo soy Dios y Dios es yo, igual que mi célula.
Mi célula es la Lourdes y yo soy esa célula. ¿Qué diferencia hay?
Mi célula o mi dedo, si nos es más fácil, yo soy mi dedo, pero mi dedo también soy yo, yo quiero a mi dedo y mi dedo quiere que yo le quiera y le cuide y mi dedo si tiene una pupa y se encuentra mal me hará sentir que se encuentra mal y yo como estoy conectada con mi dedo, enseguida lo atenderé.
Yo quiero a mi dedo y mi dedo me hace sentir lo que necesita.  
Yo quiero a Dios y yo le hago sentir a Dios lo que necesito y Dios sabrá lo que yo necesito y me cuidará.
Entonces, parece un poquito infantil porque es una forma como las recitaciones que decíamos cuando éramos pequeños. Ahora parece como que tiene que ser todo más
indefinido no?. Puedes hacerlo si quieres peo te faltará calidez, te faltará lo personal, sentirte conocido. Sentirte conocido de una forma amorosa, no sólo biológica, no sólo en armonía energética, porque como humanos necesitamos esa calidez, calidez.
Y dentro de esa calidez confías, mi dedo confía que en cuanto él se sienta mal, yo le voy a cuidar. La confianza en medio del caos. Pero no confío en que yo voy a conseguir lo que mi mente cree que es el final correcto. El final correcto mi mente no lo conoce. Mi dedo, si en algún momento por la razón que sea, resulta que me pillo el dedo con la puerta y se me gangrena, lo voy a cortar, físicamente lo voy a cortar porque sino yo muero, pero ese dedo energéticamente va a estar siempre conmigo aunque físicamente no esté.
Las personas cuando morimos, los que llevamos gafas no las necesitamos, a no ser que tu mente en el tránsito, todavía las quiera llevar, los que son parapléjicos caminan, los que son mancos de repente tienen el brazo, porque lo físico desaparece lo etérico no.
No vamos a entrar ahora en este tema, pero sólo comentar
El tránsito es una prolongación de como tu estás ahora no tanto a nivel físico sino a nivel consciente podríamos decir. SI tu estás ahora conectado con el ‘no ser’, cuando salgas de tu cuerpo instantáneamente subes para arriba, si tu estás conectada con el control cuando salgas del cuerpo pues vas a estar en un tránsito de aprendizaje todavía y de soltar lo que no has soltado aquí lo soltaras allá y vas a seguir teniendo experiencias hasta que lo sueltes. Es más fácil soltar pero también tienes que querer, hay personas que están en el tránsito y están a gusto, no necesitan subir a la luz ya les está bien esa forma de vida. El concepto espacio / tiempo es diferente.
Es un poco la prolongación de lo que aquí estamos, según tu estés, en el tránsito continuas,  la evolución la continuas y puede ser que no necesites esa etapa y ya pases directamente arriba o que la necesites todavía.

No vamos a entrar más ahora en este tema.
Sobre todo quería transmitiros la confianza, la confianza.
¿De dónde nace la confianza? ¿Dónde nace la confianza?
Para que tu mente te diga: Esto es super importante y tu digas:  ‘no’, primero yo. Ahora no.
Hay una frase de castellano antiguo y que se usaba en esa cultura religiosa antigua, una frase que me viene de personas cultas sobre todo, y decía:  ‘Primero sea Dios servido’     

En este momento es:
¿Cómo vas a servir al Dios que está dentro de ti?

Primero entra en tu paz, en tu conexión, en tu armonía, en tu consciencia. Eso es lo primero.
Después viene todo lo otro. Y lo otro simplifícalo al máximo, al máximo. Quítate complicaciones, quítate …. Que todo lo que hagas, lo hagas lo más sencillo y disfrutándolo al máximo posible.

Bueno,
una forma de amarnos, de conocernos, de ser conscientes, de entrar dentro es estar en conexión con nuestros chakras.
Así que es un buen momento para que hagamos una meditación con los chakras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comparte esta entrada en tus redes sociales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

OTRAS ENTRADAS